Block title
Block content

Guardar buenos recuerdos en familia

familia
Publicado por: 
ilfcomd

                                        

En el abordaje de esta temática, la frase “No solo heredamos la tierra de nuestros antepasados. La legamos a nuestros hijos. Y junto con la tierra los recuerdos y la vida misma”, de Saint-Exupéry (2004), sin duda evidencia su implicación en los momentos actuales de confinamiento, los cuales nos permiten, por un lado, enfrentar retos, y por otro, replantearnos la importancia de la familia, no solo como función y sostén de la sociedad y su desarrollo, sino también como ámbito de generación de costumbres, hábitos y transmisión de vivencia de valores y virtudes, lo que ha permitido en gran medida que hoy seamos lo que somos, porque sin duda es en el hogar el lugar de mayor intimidad para el ser humano, en donde nos conocemos con nuestros talentos y defectos, y en medio de alegrías y tristezas, nos amamos, a través de guardar buenos recuerdos en nuestra familia. Al reflexionar sobre este tema sin duda se viene a la memoria no solo historias, sino diversidad de momentos compartidos, tal vez en torno a la cocina, lo cual deja una huella importante: aquel postre o dulce de casa, que más que quitar el hambre significaba: un te quiero, un “estoy pensando en ti”, un “me importas”, para cada uno de los miembros de la familia que lo probaban.

Porras (2018) y otros autores coinciden en ciertas pautas que a nivel familiar son sin duda fundamentales tomarlas en cuenta para generar buenos recuerdos en familia:

  1. Los recuerdos nos permiten capturar buenos momentos. Hay recuerdos que se quedan en el corazón porque son parte de las tradiciones familiares que no se olvidan.
  2. Los buenos recuerdos crean tradiciones generacionales. Cuando compartimos vivencias creamos tradiciones y así las vivencias de la familia perduran aún cuando crecemos.
  3. Para construir algunos recuerdos se necesita un poco de planificación. El planteamiento de trabajar papá y mamá y atender las necesidades familiares, requiere de formación, adaptación y preparación, es decir una organización que dé espacio a generar momentos e historias en el corazón de los hijos.

Finalmente, otro aspecto de gran importancia en las historias familiares como lo enuncia Veloz (2019), es tener el corazón abierto a nuestros seres queridos, solo así los recuerdos se construyen espontáneamente y son precisamente esos buenos recuerdos los que mantienen unida en la adversidad a la familia, haciendo posible recuperar su identidad y misión.

 

Bibliografía

Porras, S. (2018). La importancia de tener recuerdos en familia. Revista  Enfoque a la familia , recuperado de: https://www.enfoquealafamilia.com/matrimonio/la-importancia-de-tener-recuerdos-en-familia/

Saint - Exupéry, A.  (2004). El principito: Sexta edición. Editorial: Publimexi. DF- México.

Veloz, J. F. A. (2019). Convivencia familiar y su incidencia en la formación integral de los estudiantes. Magazine de las Ciencias: Revista de Investigación e Innovación, 4(4), 106-118.

Autor: 

Mgtr. Miury Placencia Tapia - Equipo Interdisciplinar ILFAM