Block title
Block content

Celebremos el Día Internacional de la Juventud

Publicado por: 
ilfameditor

Desde el Instituto Latinoamericano de la Familia (ILFAM) les invitamos a recordar y celebrar el Día Internacional de la Juventud, pues “ser joven hoy, es caminar con espíritu de bondad, generosidad, esfuerzo y fortaleza”.

Día Internacional de la Juventud

¡Celebrémoslo desde Juventud Idente!

 

El Día Internacional de la Juventud sirve para celebrar y dar voz a los jóvenes, sus acciones y sus iniciativas.

La Juventud Idente, como asociación internacional desarrolla los valores humanísticos de niños y jóvenes ubicados en diferentes partes del mundo: Asia, África, Europa, Norteamérica y Sudamérica con específico origen en el modelo de persona que propone Cristo; identificándose auténticamente con su regla de honor: “Ad Deum propter humanitatem (A Dios por medio de la humanidad)".

A través de la educación en el éxtasis-educación en el amor, el niño-joven forma su conciencia y es capaz de amar, contemplar, recrear, asimilar y convivir el mejor bien verdad y hermosura. Donde el joven tiene la capacidad de salir de sí mismo en el sentido de ir a una mayor búsqueda del bien.

Su aporte en la niñez y en la juventud se hace vida en la vivencia de su lema: “Dios, Naturaleza y Sociedad”, que constituyen los tres ámbitos en los que los jóvenes identes descubren valores e ideales, a partir de su experiencia e investigación.

En la celebración del Día de la Juventud recordamos que debemos vivir con mayor cariño, afecto y delicadeza siendo más humanos para calmar el dolor en la humanidad.

Celebrar el “don de la juventud” con unidad dirección y sentido en medio de la realidad del mundo plural de hoy, llevando a cabo con compromiso la misión de vivir con dignidad, honestidad y con carácter noble; ser capaces de perdonar. Los jóvenes por tanto tenemos capacidad de concebir el bien. Dentro de cada corazón joven, crece la ilusión del desprendimiento de amar y servir.

Ser joven hoy, es caminar con espíritu de bondad, generosidad, esfuerzo y fortaleza conscientes de que en nuestro cotidiano vivir existirán problemas con numerosas contradicciones, soledad, angustia y desasosiego. Somos esclavos del que dirán, nos ata la debilidad, la cobardía para vivir y decir lo que realmente consideramos mejor, nos atan nuestros defectos.

Desarrollar la libertad con la riqueza y potencia de nuestra personalidad que nos permita cumplir la misión que tenemos en la vida; aquella que se nos ha dado para mejorar la vida de los demás y aportar nuestro grano de arena a la humanidad. Para ser libres no hay que dejarse llevar por nada. Necesitamos la verdad para ser libres.

Autor: 

Kevin Novoa - Integrante Juventud Idente

Integrante Juventud Idente